#Servet VI avanza: El Colegio Nuryana de Tenerife utiliza Instagram para dar a conocer su experimento

#Servet VI avanza: El Colegio Nuryana de Tenerife utiliza Instagram para dar a conocer su experimento

El colegio ha explicado en un vídeo publicado en Instagram el experimento que han realizado

El equipo ha diseñado un eclosionador de artemia utilizando materiales caseros

El Colegio Nuryana, en San Cristóbal de La Laguna, Santa Cruz de Tenerife, nos presenta el proyecto científico «Resistencia de los quistes de Artemia salina expuestos a las condiciones de la estratosfera», con el que participarán en los lanzamientos de #ServetVI en la primavera de 2022.

Este proyecto científico, lo comenzamos a mediados de noviembre. Nos resultó muy interesante e innovadora la idea que proponía el proyecto Servet, por tanto, no dudamos en participar en él. Durante estas semanas, hemos estado trabajando en el desarrollo del proyecto , tanto bajo un punto de vista de toda la electrónica necesaria para la toma de datos, como desde un punto de vista biológico. También nos hemos encargado de la administración de las redes sociales como Facebook, Instagram y Twitter para poder compartir nuestros avances y facilitar el seguimiento.

Al principio, con una placa de Arduino diseñamos el circuito con los componentes que queremos incluir en el proyecto, como un sensor de temperatura, un sensor de presión y su posterior almacenamiento en una tarjeta micro SD. El procedimiento fue un poco complicado, puesto que el programa a veces no se ejecutaba, sin embargo, las fuimos resolviendo y más complicaciones vendrían más adelante.

Al principio, la toma de datos la realizamos en el aula , pero después, para poder ver hasta qué temperatura y presión trabajaba bien nuestro circuito, procedimos a meterlo en el congelador y en una campana de vacío. Aquí fue cuando sufrimos una de las mayores complicaciones, a temperaturas bajas funcionaba correctamente, sin embargo, al ponerlo en la campana, cuando se bajaba la presión se apagaba el dispositivo. Tras varios intentos fallidos, nos dimos cuenta de que el problema era que el power bank con el que alimentamos, se apagaba, al detectar muy poca demanda de electricidad. Finalmente, descargamos estos datos y los volcamos en una hoja de cálculo.

Los componentes del grupo del Colegio Nuryana que participa en ServetVI

Respecto a la parte biológica , hemos diseñado un eclosionador de artemias, utilizando materiales caseros para su elaboración. Para su funcionamiento, la temperatura debía ser de alrededor de los 25 grados y una iluminación adecuada. 

https://www.instagram.com/reel/CaRYR0DjnUS/?utm_source=ig_web_copy_link

Durante esta parte nos encontramos con el problema del recuento de los quistes debido a su pequeño tamaño, resultaba una tarea difícil de realizar (hasta ahora, hemos contado unos 5000 quistes bajo la lupa). Inicialmente los el éxito de eclosión dió valores muy bajos, y con una amplia diferencia entre botellas. Para solucionarlo, planteamos hacer el recuento por partes dividiéndolo en diferentes días, por lo que conservamos los quistes de cada botella en diferentes botes con una disolución de alcohol al 70% para su conservación. Gracias a esto obtuvimos unos resultados más precisos.

Los pasos que ha seguido el equipo para realizar el experimento

Actualmente, seguimos haciendo recuento de artemias para poder poseer una media de eclosiones totales, para a la vuelta del lanzamiento poder hacer una comparación. Respecto a la parte tecnológica, estamos diseñando la PCB con EasyEDA, soldar todo y hacer el encapsulado, además de añadir la cámara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.